Procedimiento: Es un procedimiento que se utiliza para modificar y darle una nueva forma a la nariz, reduciendo o aumentando su tamaño, cambiando la forma de la punta de la nariz o el puente, agudizando la abertura de los orificios nasales, o cambiando el ángulo entre la nariz y el labio superior. También es utilizada para mejorar problemas de respiración.

Duración: Entre 1-2 horas o más.

Anestesia: Local o general, según lo requiera el paciente.

Hospitalización: Usualmente es un proceso ambulatorio.

Efectos Secundarios: Temporalmente habrá dolor de cabeza, morados e hinchazón alrededor de los ojos y la nariz; eventualmente se requiere un retoque con anestesia local.

Recuperación: Regreso a las actividades normales: 1 semana.
Actividades Fuertes: De 2-3 semanas.
Evitar cualquier golpe en la nariz o rayos del sol por ocho semanas.
El resultado final, toma varios meses en definirse.